Día Mundial de la Salud Mental

Día Mundial de la Salud Mental

El 10 de octubre se celebra el Día Mundial de la Salud Mental, una efeméride impulsada por la Federación Mundial para la Salud Mental (WFMH), con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Una fecha dedicada a concienciar y promover la importancia de cuidar nuestra salud mental. En un mundo cada vez más acelerado y lleno de desafíos, el bienestar emocional se ha convertido en un activo invaluable. Este día nos brinda la oportunidad de reflexionar sobre la salud mental y desterrar estigmas que han existido durante mucho tiempo.

¿Por qué es importante la salud mental?

La salud mental es un componente fundamental de nuestro bienestar general. Influye en cómo pensamos, sentimos, actuamos y nos relacionamos con los demás. Una buena salud mental nos permite afrontar el estrés, tomar decisiones, desarrollar relaciones saludables y llevar una vida significativa. Es un pilar esencial de nuestra existencia y merece la misma atención que la salud física.

Sin embargo, las estadísticas son alarmantes. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que más de 450 millones de personas en todo el mundo sufren de trastornos mentales. La depresión y la ansiedad son dos de las afecciones más comunes. Además, la pandemia de COVID-19 ha agravado aún más la crisis de salud mental, destacando la necesidad urgente de abordar este tema.

Tema y lema 2023

En el año 2023, la campaña se centra en el siguiente lema: «Nuestras mentes. Nuestros derechos».

Y este lema se apoya en una idea fundamental: «La salud mental es un derecho humano universal». Es un derecho básico para todas las personas. Eso incluye el derecho a ser protegido de riesgos para la salud mental y el derecho a una atención asequible, accesible y de buena calidad. Y además también se quiere garantizar que las personas que tengan problemas de salud mental no sean discriminadas ni apartados de la vida comunitaria.

Te preguntaras; ¿porque año con año el lema y el tema suelen ser diferentes?

El cambio anual del tema del Día Mundial de la Salud Mental es una estrategia deliberada para mantener la atención en curso sobre una variedad de problemas relacionados con la salud mental y para abordar las cambiantes necesidades y desafíos en este campo en constante evolución. Cada año, el tema busca inspirar el cambio, la comprensión y la acción en el ámbito de la salud mental.

Temas de años anteriores:

2020: Salud Mental y COVID-19

2019: Conect@ con la vida.

2018: Los jóvenes y la salud mental en un mundo en transformación.

2017: Salud mental en el trabajo.

2016: Primera ayuda psicológica.

2015: Dignidad y salud mental.

2014: Living with schizophrenia.

2013: La salud mental y los adultos mayores.

2012: La depresión, una crisis mundial.

2011: Invirtamos en salud mental.

2010: La salud mental y las enfermedades físicas crónicas.

2009: Salud Mental en la atención primaria: mejorando los tratamientos y promoviendo la salud mental.

2008: Convirtiendo la salud mental en una prioridad global – mejorando los servicios a través de la reivindicación y la acción ciudadana.

2007: La salud mental en un mundo cambiante: el impacto de la cultura y la diversidad.

2006: Crear conciencia para reducir riesgos: enfermedad mental y suicidio.

2005: La salud mental y la salud física a lo largo de toda la vida.

2004: La relación entre la salud física y la salud mental: trastornos concurrentes.

2003: Emotional & behavioral disorders of children & adolescents.

2002: Día Mundial de la Salud Mental 2002.

Desafíos y Estigmatización

A pesar de la creciente conciencia sobre la importancia de la salud mental, persisten muchos desafíos. El estigma que rodea a los trastornos mentales a menudo lleva al silencio y la negación. Las personas pueden sentir vergüenza o temor al buscar ayuda, lo que puede retrasar el tratamiento y empeorar la situación.

Además, la falta de recursos y apoyo adecuado en muchas partes del mundo limita el acceso a la atención de salud mental. Esto resulta en un número significativo de personas que no reciben el tratamiento que necesitan.

¿Cómo podemos cuidar nuestra salud mental?

El autocuidado y la promoción de la salud mental son responsabilidades compartidas. Aquí hay algunas formas en que podemos contribuir a nuestro bienestar emocional:

Conversación abierta: Hablar sobre nuestros sentimientos y experiencias es el primer paso para eliminar el estigma. Al compartir nuestras luchas, alentamos a otros a hacer lo mismo.

Apoyo social: Mantener relaciones saludables y solidarias es esencial. Buscar apoyo de amigos y familiares puede ser fundamental en tiempos de dificultad.

Buscar ayuda profesional: Si experimentas síntomas de un trastorno mental, buscar ayuda de un profesional de la salud mental es fundamental. El tratamiento temprano puede prevenir problemas más graves.

Cuidado físico: El ejercicio regular, una alimentación equilibrada y el sueño adecuado también son vitales para el bienestar mental.

Practicar la atención plena: La meditación y la atención plena pueden ayudar a reducir el estrés y mejorar la resiliencia emocional.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *